LENTES DE CONTACTO: LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO

¿Qué son las soluciones de mantenimiento?

Las soluciones de mantenimiento son tan importantes como las propias lentes de contacto. Con ellas limpiamos, desinfectamos y conservamos las lentillas, con el propósito de conseguir que día a día nos sean cómodas y seguras.

En la actualidad existen productos LIMPIADORES, SOLUCIONES UNICAS Y PEROXIDOS, como productos de limpieza básicos usados en contactología.

El éxito en el uso de lentes de contacto, depende de una adecuada selección, tanto de la lentilla como de la solución de mantenimiento.

 

¿Sirve cualquier solución de mantenimiento?

Es cierto que la función de las soluciones de mantenimiento de lentes de contacto (las llamadas SOLUCIONES UNICAS) es la misma: limpiar, desinfectar y conservar.

No obstante, la solución de mantenimiento puede estar compuesta de productos distintos, también siendo diferentes los distintos materiales, la lágrima del usuario y las condiciones de uso.

Todo ello puede condicionar el adecuado resultado que la solución de mantenimiento nos proporcione, pudiendo, en algunos casos, ser la causa de la incomodidad o problemas de uso de las lentillas.

En las revisiones contactológicas, se evalúan todos estos aspectos, para así conseguir la adecuada interacción entre la solución de mantenimiento y la lente de contacto, con el fin de alterar lo menos posible la superficie corneal y anexos del ojo.

También es importante hacer notar que con la actual aparición de los hidrogeles de silicona, cuyos materiales permiten un uso muy seguro de las lentes de contacto por elevados periodos de tiempo, las soluciones de limpieza pueden ser determinantes para un uso cómodo de las lentillas de dicho material.

SU ESPECIALISTA LE RECOMENDARÁ LA MEJOR OPCIÓN PARA MANTENER SUS LENTES DE CONTACTO.

 

LENTES DE CONTACTO: LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO

 

 ¿Debo frotar mis lentes de contacto?

Las autoridades sanitarias están insistiendo en la importancia que tiene el FROTAR , en el proceso de limpieza y en concreto al quitar la lentilla del ojo, especialmente por el uso de los materiales de hidrogel de silicona. En la revisión optométrica podemos asesorarle de manera individualizada, para optimizar dicho proceso de limpieza.

En la actualidad está prohibida la publicidad, de productos de mantenimiento de lentes de contacto que indiquen SIN FROTAR. En las especificaciones de uso debe constar esta indicación.

 

¿Por qué debo cambiar el líquido cada día que use las lentillas?

Las actuales soluciones de mantenimiento tienen un efecto desinfectante que va de las 6 a las 8 horas, aproximadamente. Esta característica permite que dichas soluciones tengan menos efectos adversos (alergias, picor, toxicidad…) pero evidentemente, debemos actualizar el liquido para evitar guardar las lentes en una solución ya inactiva.

 

¿Debo secar el estuche? ¿Debo cambiarlo a menudo?

Si a ambas preguntas. Los restos de líquido (gotas minúsculas) se convierten en un biofilm perfecto para el crecimiento de agentes patógenos.  Por ello debemos secar bien los estuches para minimizar los riesgos de poder contraer infecciones indeseadas. El secado encima de un papel secante (tipo Kleenex) es un buen sistema.

Cada solución de mantenimiento debe aportar un estuche nuevo, con lo cual el cambio puede hacerse cada vez que estrenemos un frasco.

Es importante destacar que un alto porcentaje de los problemas con el uso de lentes de contacto e incluso del posible abandono del uso de las mismas, está motivado por un problema asociado a la solución de mantenimiento.

Consúltenos para cualquier duda que tenga al respecto del correcto uso de las soluciones de mantenimiento o ante cualquier incidencia con las mismas.

 

Deja un comentario